Adoptando amigos

Nuestro proceso de adopción ha durado unos 4 años desde que empezamos a planteárnoslo. En este tiempo además de a Lola hemos incorporado a nuestro corazón también unos cuantos nuevos amigos. Unos empezaron con nosotros el proceso, otros se han ido incorporando en el camino y otros han desaparecido. 

Son amigos especiales: de algunos no sabemos los apellidos, de otros no conocemos dónde trabajan, si tienen hermanos, si su familia es de Madrid … en cambio conocemos perfectamente cómo se han sentido  los últimos los años cuando alguien les preguntaba sobre sus ganas de tener familia, la parejura, el niño para cuándo… Sabemos que han tenido que ir a entrevistas para que valorasen su idoneidad , si la casa era la adecuada . Sabemos que han peleado con alguien de Hacienda para que le emitiera un certificado concreto y no otro, han peleado con la configuración de Java del ordenador para poder obtener el certificado de penales … lo sabemos todo y en muchas ocasiones nos hemos ayudado para que todos estos pasos fueran un poco más sencillos .

Casi toda nuestra relación es online o por whatsapp. Las redes sociales han supuesto un gran avance como soporte para situaciones personales que no suelen replicarse en nuestros círculos más cercanos. A veces son un poco peligrosas también porque se crean vínculos falsos que llevan a desengaños y como todo se magnifica se hacen pequeños dramas que se multiplican gracias a mensajes escritos que por muchos emoticonos que se inventen no llegan a trasladar lo mismo que una conversación cara a cara .

Hace unas semanas pudimos compartir un fin de semana con estos nuevos, y no tan nuevos ya , amigos . Qué  fácil es hablar de orígenes , de sentimientos , de desengaños y por suerte 🍀 de nuevas ilusiones . La adopción, q es nuestro vínculo inicial, ha dejado de tener tanto protagonismo para dar lugar a la maternidad (y paternidad ) y la formación de una familia. Ante tanta incertidumbre y complicaciones muchas parejas han cambiado el nudo de su hilo rojo y lo han movido hacia la maternidad subrogada o la acogida. Y la ilusión se mantiene , la espera continua y cada día es un día menos para empezar una nueva vida . 

Mientras nosotros seguimos mirando y admirando como Lola se convierte en el gran personaje de nuestra familia con 72 cm de altura , unos 10kg de peso y días repletos de minutos de alegría hasta cuando por fin cierra los ojos y descansa . 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s