Día de la madre

El primer domingo de mayo se celebra el Día de la Madre. Por lo que he visto hoy en la calle , medio Madrid o sino todo Madrid, sale a celebrarlo . Sigue siendo la madre quien se encarga de la comida y hoy , por ser su día , se sale a comer fuera y se “libra” a la la madre . Pues vaya!! Mañana ya es lunes y puede volver a organizar comida , cocinar, quitar la mesa , fregar … así todos los días hasta el año que viene. Esto no viene en las miles de imágenes que he recibido hoy felicitándome a mí y a todas las madres. No es tan bonito. 

Cada mes o cada semana o ¡cada día ! la madre debería poder no hacer la comida , podría repartir las tareas con el marido, padre o pareja en general. 

Llevo un año comprobando que me encanta ser madre o mejor dicho, me encanta ser la q”madre de Lola”. Todavía decir “mi hija” me produce un escalofrío emocionante y no hay ninguna actividad que me guste más que estar con ella. 

Para mí ser madre ha significado darme cuenta que aunque he descubierto que soy muy valiente y luchadora me he vuelto más miedosa. Esto se celebra? Parece que lo importante es hacer cenas, cambiar pañales, dormir poco … pero no, ser madre es querer por encima de todo que mi hija sea feliz y esté bien. Y seguramente esto lo sienta mi madre y mi abuela… porque es un sentimiento que no se va con los años.

Lo más duro es saber que su felicidad y su bienestar ahora mismo está en mi mano. Y me da miedo no hacerlo bien. Y me da miedo que copie mis defectos. Y me da miedo que nuestros actos de ahora tengan consecuencias negativas en ella. 

Espero que por ahora copie mis risas y le contagie la emoción que tengo yo por estar con ella. Que se sienta orgullosa de lo felices que nos hace a tantas personas y que se de cuenta de lo importante que es para nosotros. Al final en el día de la madre termina siendo la protagonista la hija… será porque como dice Mafalda en el cuadro que tiene mi madre en su habitación  “nos graduamos el mismo día”