Seguimiento en el IMMF

Hoy hemos tenido el tercer seguimiento en el IMMF . El primero lo tuvimos en mayo, un mes después de conocernos; el segundo en septiembre, tras el verano y un poco antes de volver a trabajar y ahora a finales de enero hemos tenido el tercero. Si todo sigue sin novedades tendremos otro dentro de 6 meses (junio) pero si nos avisaran de que ya tenemos el auto judicial entonces tendríamos que concertar una cita “urgente” para tener el último. Y nos da mucha pena porque estos seguimientos son muy constructivos además de agradables e incluso divertidos. Hablamos de nuestro día a día, de las sensaciones por las que vamos pasando, de Lola, de Lola, de Lola… ¿y quién más nos aguanta dos horas hablando de lo rica que es, lo buena que es, lo dulce que es, lo espabilada… lo bien que dice “adiós” con la mano aunque durante ese rato haya hecho como si no supiera de qué le hablamos, si casi casi gatea aunque no se desplaza más de 10 cm…?

Para nosotros cada movimiento, cada sonrisa, cada gesto provoca una sonrisa de satisfacción y en ese ratito sentimos que es igual para ella. La persona con la que iniciamos el proceso, nuestra técnico. La primera vez que la conocimos fue la más tensa (para nosotros porque ella es quien nos tenía que evaluar y eso siempre da mucho respeto y poco a poco sin perder el respeto – por supuesto- se ha convertido en algo parecido a una tía o una abuela de Lola. Cuando hablamos de sus avances y los celebra como lo hacemos nosotros se nos olvida que ella esta trabajando y que detrás de nosotros vendrá otra familia y mañana otra. Nos hace sentir como si fuéramos los únicos que van a “presumir de hija”.
El seguimiento se hace en la misma sala en la que nos conocimos y nos convertimos en una familia de tres y eso hace que también sea especial. Quien ha estado allí tiene en la cabeza para siempre a la niña que está dibujada en la pared, la luna, las estrellas, los pequeños astronautas… y Lola cuando las ha descubierto ha suspirado de emoción provocándonos a los tres una risa especial porque esa niña es el símbolo de que empieza la aventura para todos los que hemos formado nuestra familia a través de la adopción nacional. Es la sala donde se llevan a cabo las citas a ciegas que, supongo, siempre terminan bien.

Gran Vía de Madrid

Gran Vía… qué especial eres para nosotros!

Hablamos de las comidas, le peso, la altura, el sueño, nuestra organización, nuestras salidas y entradas, acuerdos y desacuerdos… y parando cada poco para comentar el último movimiento de Lola porque ella estaba jugando en el suelo tan contenta mientras. Que si agarra muy bien, que si la pinza, que si menuda sonrisa, que vaya ojos… y lo felices que estamos nosotros y todos los que nos rodean.

 

Anuncios

Un comentario en “Seguimiento en el IMMF

  1. Me alegro que os sintáis así me he transportado en el tiempo y me he puesto en tu lugar, has logrado que me imagine en esa situación, gracias. Y para mi gran vía es tan bien muy especial, desde hace un tiempo no es una calle más (que tampoco lo es) sino que es un lugar de sueños. Besitos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s