Alejandra y una porra

Por el título parece que voy a empezar a quejarme de que “la espera es una porra”. Podría ser…pero la porra es solo un juego que estamos haciendo para hacer de este tiempo algo más divertido.  Como es habitual, las cosas divertidas las empieza Javi, él apostó por una fecha – muy lejana aquel día pero que ya se ha pasado- mi padre, mi madre, primas, amigos, conocidos, de cerca, de lejos (Milán, Londres, Luxemburgo, Irlanda)… y por ahora lo único que tengo es un gran grupo de perdedores (con cariño) a mi alrededor que repiten, opinan y hacen teorías de por qué es un día o es otro. ¿Y qué se gana en esta porra? Está claro. Que haya llegado es un premio!

Lo que empezó con un juego se ha convertido en una muestra más de cariño. Con la excusa de la porra me doy cuenta de la cantidad de gente que tenemos cerca y que está tanto o más nerviosa que nosotros con la llegada del habitante de la cuna/silla, maxicosi, bañera, cuco, capazo, moisés…

Alejandra (mi-nuestra casi sobrina de 6 años) pensaba que sería antes de ayer. No sabía que había porra, pero algo le vino a la cabeza que se creyó que el día D era el 20 de abril. Ella ya había planeado que no podría ir a danza, que le encanta, y que aunque su madre no iba a estar esa tarde porque tenía un viaje de trabajo , su padre conseguiría organizarse con sus hermanos para traerla a casa. Hace unas semanas ya le prometí que podría venir el primer día que estuviera en casa y conocer a “su prima” porque para ella uno de los momentos más importantes de la llegada de un bebé es conocerlo en el hospital, y eso no va a poder ser. Sin lugar a dudas es quien más pena me ha dado que haya perdido.

Es increíble cómo ha asumido que la llegada de este niño (o niña según sus esperanzas) va a ser diferente. Sabe que estará en otra tripa que no es la mía pero que será nuestro hijo (y su prima), y no le da más vueltas. Lo tiene tan claro que incluso ha tenido alguna discusión en el cole porque sus amigos no se creen que un niño pueda tener una madre además de la que lo tuvo en la tripa. Y la han llamado mentirosa!!

Me tengo que apuntar, aunque no se me olvida, que una de las primeras salidas será a buscarla al cole.  

con Ale

El beso de Ale

Anuncios

2 comentarios en “Alejandra y una porra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s