Aprendiendo de Adopción Nacional

Hace un mes que nos embarcamos en otra aventura relacionada con la adopción. Parecida pero no idéntica porque no es lo mismo adoptar en España que fuera de España. Durante los dos últimos años, o un poco más, he estado aprendiendo sobre la adopción internacional, y desde hace un mes me he puesto con la nacional.

  1. La adopción en España se llama Adopción Nacional, pero no significa que sean menores con origen en España sino en la Comunidad Autónoma donde vivas. Estos procesos están transferidos a las Comunidades y es desde ahí desde donde se gestiona. En Madrid en concreto lo hace el IMMF (Instituto Madrileño de la Familia y el Menor, en Madrid.org).
  2. Edad de los menores: parece ser que la mayor parte de los menores proceden de renuncia hospitalaria, lo que significa que tienen pocos días de vida. Hay ocasiones en las que las madres tardan un tiempo en pensar qué hacen y en este caso los menores están en casas de acogida.
  3. Salud: Cuando se solicita abrir un expediente de adopción nacional hay que contestar para qué enfermedades se está preparado, a priori, como padres. Según la web de la Comunidad de Madrid, “las personas que se ofrezcan para adoptar deberán expresar en el Impreso de Ofrecimiento si, además de los riesgos de saludcircunstanciales al desamparo, se ofrecen para adoptar menores con especiales necesidades por razón de enfermedad y/o discapacidad. En caso de que así lo hagan constar expresamente, su ofrecimiento será tenido en cuenta también para las adopciones de niños con especiales necesidades”.
  4. Documentación. En la primera fase se entrega poca documentación: Solicitud de adopción, copia del N.I y dos fotografíastipo carné de cada solicitante, certificado de empadronamiento y ofrecimiento (donde se especifica la edad de los menores, si es uno o son hermanos, si son hermanos y tienen la misma edad o no, enfermedades (ver apartado anterior).

Va pasando el tiempo y cuando la asignación está próxima es cuando hay que ir aportando más documentación. Esto tiene mucho sentido ya que hay algunos papeles caducan y no tiene sentido pedirlos dos veces. Además el tiempo de espera puede ser de años, y quién sabe qué cambios hay en las circunstancias personales de cada familia!

  1. Fase de formación, que supongo que nosotros no tenemos que hacer porque la hicimos ya cuando solicitamos la apertura de expediente de adopción internacional.
  2. Estudio Psicosocial, también lo tenemos hecho, pero me dicen que seguramente necesitemos alguna sesión para que comprueben si seguimos cumpliendo con los requisitos que nos pidieron hace más de un año y explicarnos las diferencias entre la internacional y la nacional.
  3. Más documentación: cuando la cosa está ya calentita, calentita… certificado literal original de la inscripción de nacimiento de los solicitantes (con dni digital lo tienes en el momento y si se pide por correo electrónico en dos o tres días en el buzón), certificado original de matrimonio, certificado médico de cada uno de nosotros, certificado de antecedentes penales, tarjetas sanitarias (seguridad social y si tienes alguna otra), acreditación oficial de los ingresos económicos en los tres últimos ejercicios (te lo hacen en Hacienda relativamente rápido), acreditación de la composición familiar y existencia o no de descendientes (supongo que esto se podrá demostrar con el libro de familia) y certificado de empadronamiento actualizado (faaaaacil).
  4. Periodo de acogida: antes de tener la sentencia definitiva existe un periodo de acogida. En el caso de Polonia es de unas 5 semanas y se hace en el país. Allí se alquila un apartamento y van pasando las semanas mientras te visitan de la ECAI y asistentes sociales polacos que van valorando la adaptación de unos a otros. En Madrid es diferente. El periodo hasta que se tiene la sentencia definitiva es algo mayor. Son unos 15-20 meses que el niño está instalado en tu casa (y en tu corazón) durante los cuales la madre podría reclamarlo porque se lo haya pensado mejor y haya demostrado que tiene capacidad para cuidarlo. Esto último lo tiene que decidir un juez. No quiero ni pensar lo duro que puede ser eso.
  5. Los nombres: se habla mucho de la recomendación de cambiar o no el nombre a los niños. Nosotros ahora estamos convencidos de mantener el original porque así nos lo han recomendado los profesionales. Cuando llegue el momento valoraremos la situación y volveremos a pensarlo. Si se lo ha puesto su madre biológica, si se lo ha puesto el personal del hospital, si tiene dos días, dos meses o dos años… ya veremos y seguro que acertamos porque lo haremos informándonos bien y valorando las consecuencias.
  6. Los apellidos: en internacional, cuando vengamos del segundo viaje con Piiii de Polonia ya tendrá nuestros apellidos. En el caso de Madrid no los tendrá hasta que no tengamos la sentencia, que como he dicho antes pueden pasar 15 o 20 meses. Creo que esto un poco lio para el médico, el cole… pero explicando bien la situación seguramente no supondrá ningún problema que extraoficialmente se les llame por nuestras SS.

Como estamos aprendiendo y solo sé seguro que la primera fase es como lo he escrito, poco a poco espero confirmar que la segunda se cumple!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s